Connect with us

Historia

El 7 de España, Alemania, Qatar y EE.UU

Published

on

Ganando un título. Así se despedía del fútbol, a los 38 años, Raúl González Blanco. La 2016/2017 será la primera temporada desde la 1994/1995 en la que no veremos golear a uno de los mejores jugadores (para muchos el mejor) de la historia de España. Es momento de rendirle homenaje haciendo un repaso a su exitosa carrera.

Criado en la cantera del Atlético de Madrid (inolvidables aquellas imágenes de Jesús Gil presumiendo de su capitán Raúl y sus 55 goles), cambió de bando en 1992 cuando el propio Gil decidió suprimir las categorías inferiores del club rojiblanco aduciendo graves problemas económicos.

No era el más rápido, no tenía el tiro más potente ni el regate más eléctrico. Raúl era, “simplemente”, el más listo y el más trabajador de la clase, cualidades que le convirtieron en leyenda del club de Chamartín.

Desde que Jorge Valdano le hiciera debutar con el primer equipo en la 94/95 y hasta que el verano de 2010 abandonó la disciplina merengue, los números del “7” hablan por sí solos: 323 goles en 741 partidos oficiales, 6 Ligas, 3 Copas de Europa, 2 Intercontinentales, 4 Supercopas de España y una de Europa. Tremendo.

Raúl Real Madrid

Durante sus 16 temporadas, Raúl tuvo que competir con los mejores jugadores del planeta por un hueco en el “once” del Real Madrid, obligándole incluso a alejarse de su hábitat natural, el área rival.

El paso de los años, alguna que otra lesión y la pérdida de protagonismo derivada de la llegada de jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo o Karim Benzema condujeron a lo que parecía imposible: Raúl González Blanco abandonaba el Real Madrid rumbo al Schalke 04 alemán.

El delantero español llegaba a un equipo que acababa de quedar subcampeón de la Bundesliga para darle un salto de calidad y competitividad. Y vaya si lo consiguió.

Con sus goles, aquella temporada se convirtió en el máximo goleador de la historia de las competiciones europeas  con 73 dianas, guio al Schalke 04 a las semifinales de la Champions League por primera vez en su historia, siendo derrotados por el Manchester United. Todo un hito en la historia del equipo de Gelsenkirchen, pero lo mejor estaba por llegar…

raul-schalke

A pesar de su impresionante palmarés con el Real Madrid, a Raúl le faltaba un título en sus vitrinas, la Copa. Poco tardó en deshacerse de aquel maleficio y aquella primera temporada levantó la Copa de Alemania con el Schalke 04 tras imponerse por un claro 5-0 al Duisburgo en la final. Ya no militaba en las filas de uno de los mejores equipos del mundo, pero el “7” seguía siendo un ganador. Y ganando comenzó su segunda temporada en el conjunto germano, alzándose con la Supercopa al derrotar al Borussia de Dortmund en los penaltis.

Aquella 2011/2012 fue su última campaña en Alemania. En tan solo dos temporadas (98 partidos y 40 goles) Raúl se convirtió en un ídolo para la afición del Veltins Arena que le brindó un espectacular homenaje en su último partido con la camiseta del Schalke 04, una camiseta en la que nadie volverá a lucir el dorsal 7, retirado por el club en un gesto habitual en el baloncesto pero muy poco común en el fútbol.

Homenaje Schalke

Tras 18 campañas en el fútbol de élite, Raúl decidió bajar el pistón y jugar en una liga menos competitiva, la catarí, en la que defendió los colores del Al-Saad. Al igual que en Alemania, el madrileño se estrenó con su nuevo equipo ganando un título, en este caso la liga, torneo en el que disputó 22 partidos y anotó 9 goles.

Antes de comenzar su segunda temporada  en Qatar, Raúl recibió el merecido homenaje que le debía el madridismo. En agosto de 2013 el Al-Sadd fue invitado a disputar el Trofeo Santiago Bernabéu, jugando el “7” una parte con cada equipo. Deuda saldada antes de volver a la competición oficial.

Raúl Al-Sadd

Aquella 2013/2014 “Rulo” jugaría por primera y última vez la Liga de Campeones asiática, cayendo eliminado en cuartos de final.

Más lejos llegó en alguna de las muchas competiciones coperas que de disputan en el fútbol catarí. El Al-Sadd alcanzó la final en tres de ellas con un balance de una derrota y dos victorias (Copa del Emir y Copa del Sheikh Jassem).

Las lesiones y los cientos de partidos en las piernas empezaron a hacer mella en Raúl, el final de su carrera estaba cada vez más cerca pero, ¿por qué no probar suerte en una nueva liga y un nuevo continente?

El delantero aterrizó en la North American Soccer League (no confundir con la MLS) en diciembre de 2014 para enrolarse en las filas del New York Cosmos, equipo en el que se había retirado otra leyenda del balompié, “O Rei” Pelé.

Tras 21 años de carrera deportiva, Raúl encaraba su última temporada como futbolista con la misma profesionalidad que el primer día, contagiando a sus compañeros de vestuario de su espíritu competitivo e inoculándoles su gen ganador.

Así, el Cosmos se proclamó campeón de la Spring Season (Torneo Apertura), la Woosnam Cup (Liga Regular) y finalmente de la Soccer Bowl, partido que enfrenta a los dos mejores equipos de la NASC y que supuso el último encuentro del “7” como profesional.

raul-new-york-cosmos

Tras más dos décadas de fútbol, Raúl se despedía con un balance de 24 títulos y 404 goles en 939 partidos oficiales de clubes. Toda una vida dedicada a este deporte, al que seguirá ligado, de momento, como embajador de la Liga española en Estados Unidos.

Aunque quién sabe qué le deparará el futuro a Raúl González Blanco, el “7” de España, Alemania, Qatar y EE.UU.

[poll id=”6″]

Síguenos en @migrantesbalon para más noticias y en @MDBdiario para conocer los marcadores de todos los partidos con futbolistas y técnicos españoles disputados por todo el mundo. Te esperamos también en Facebook e Instagram.

Profesional de la comunicación online y apasionado de los deportes (especialmente del fútbol y del ciclismo). También soy un loco de la radio y puedes escucharme en Paralelo20 (Radio Marca) hablando con #DeportistasXElMundo.

Lo más visto