Connect with us

Reportajes

Los delanteros españoles en la Bundesliga y el ‘caso Christiansen’

Published

on

Quizá la razón sea que hace mucho frío, el idioma es complicado o no hay mucha afición a la cerveza entre los arietes españoles. Lo cierto es que la demarcación de delantero muy inusualmente lleva acento español en la Bundesliga. Esto no quiere decir que no haya futbolistas españoles en la máxima categoría del fútbol alemán, que los hay. Sin ir más lejos este verano desembarcaron en Alemania hasta cuatro migrantes: Ignacio Camacho (Wolfsburgo), Pablo Insua (Schalke 04), Jorge Meré (Colonia) y Kenan Kodro (Mainz 05), uniéndose a los Javi Martínez, Thiago, Juan Bernat, Marc Bartra, Jairo Sampeiro, Omar Mascarell y Coke Andújar.

Ausencia de delanteros españoles en la Bundesliga, algo insólito en otras grandes ligas

Si hay un dato que llama especialmente la atención es que, de los once españoles en tierras germanas, no haya ninguno que ocupe la posición de delantero. En las grandes ligas europeas, aunque no sea lo habitual -salvo en la Premier-, sí cabe la posibilidad de ver a un español en la posición de ‘9’ o, en su defecto, de extremo: Pedro y Álvaro Morata (Chelsea), Sandro (Everton), Jesé Rodríguez (Stoke City), Joselu y Ayoze Pérez (Newcastle), Fernando Llorente (Tottenham) y Toni Martínez (West Ham) en Inglaterra; Mariano Díaz (Olympique de Lyon) y Jordi Mboula y Keita Baldé (AS Mónaco) en Francia; Juanto Ortuño (Os Belenenses) y Alberto Bueno (Oporto) en Portugal; Callejón (Napolés), Iago Falqué (Torino), Suso (AC Milan), Luis Alberto y Mahamadou Tounkara (Lazio) en Italia… ¿y en Alemania?

Últimos delanteros españoles en superar la veintena de goles en la Bundesliga

Si hablamos de delanteros -y goleadores- españoles en la Bundesliga, sin realizar un análisis exhaustivo, posiblemente los primeros nombres que se nos vengan a la cabeza sean dos: Joselu y Raúl González. El primero, hoy en las filas del Newcastle de Rafa Benítez, anotó 22 goles en 79 partidos mientras jugó para Hoffenheim, Hannover 96 y Eintracht de Franckfurt; el segundo, leyenda del fútbol español y en la actualidad directivo del Real Madrid, anotó 28 dianas en 66 encuentros con el Schalke 04, a los que hay que sumar 11 pases de gol. En la tabla de goleadores españoles en la Bundesliga les siguen los centrocampistas Jairo Sampeiro con 11 goles y Thiago Alcántara con 10.

Ahora bien, ¿quién es el máximo goleador y único pichichi español de la Bundesliga? La respuesta es Thomas Christiansen, delantero hispano-danés que llegó a debutar con la Selección Española en 1993 y que actualmente dirige al Leeds United de la Championship inglesa. Durante su estancia en el VfL Bochum y el Hannover 06 anotó 34 goles en 101 partidos en la Bundesliga.

El ‘caso Christiansen’

Este delantero hispano-danés es el protagonista de una de la historias más curiosas que se recuerdan en el fútbol español. Natural de Hadsund (Dinamarca) e hijo de padre danés y madre española, se convirtió en uno de los primeros futbolistas -sino el primero- en ser seleccionados por España para impedir su convocatoria con otra Selección, en este caso Dinamarca. Es cierto que recientemente hemos tenido casos similares con Bojan o Munir, pero lo llamativo en el ‘caso Christiansen’ no fue la convocatoria en sí, sino las circunstancias en las que se produjo.

Thomas Christiansen fue convocado con la selección española cuando jugaba en Segunda División Foto: Colgados por el Fútbol

Corría el año 1993 y un joven Christiansen empezaba a hacerse un nombre a base de marcar goles en Segunda División vistiendo la elástica del FC Barcelona B. Sin haber debutado en Primera, el entonces seleccionador Javier Clemente, decidió incluirlo en la convocatoria para un partido amistoso frente a México y otro de clasificación para el Mundial de 1994 contra Letonia. En el primer encuentro disputó la segunda parte, sustituyendo a Kiko Narváez, y en el segundo jugó tan sólo once minutos, dándole tiempo a anotar un gol de tacón y dar una asistencia. Hasta ahí llegó su participación con la Selección, pues nunca más volvió a ser tenido en cuenta. Christiansen comentó hace un par de años en una entrevista para Sefutbol.com que eligió la Selección Española porque “entonces, en España, existía la limitación de los tres extranjeros y si conseguía la doble nacionalidad, iba a tenerlo más fácil para llegar arriba”.

Casualidades de la vida, el combinado español disputó la eliminatoria que daba acceso al Campeonato del Mundo frente a la Dinamarca de Laudrup, Schmeichel y quién sabe si podría haber sido también la de Thomas Christiansen. Finalmente, un gol de Fernando Hierro eliminó a los daneses y metió a los españoles en el Mundial.

Como dato, estos son los doce futbolistas que fueron convocados por la Selección absoluta cuando jugaban en equipos de Segunda División: Quincoces y Antero (1928, Alavés), Olivares y Ciriaco (1930, Alavés), Lángara (1932, Oviedo), Elicegui (1932, Real Unión), Chacho (1933, Deportivo), Vega (1936, Celta),  Zoco (1961, Osasuna),  Thomas Christiansen (1993, FC Barcelona B), Salva Ballesta (2001, Atlético de Madrid) y Montoya (2011, FC Barcelona B).

 

Paso con más pena que gloria por el fútbol español

Cabe destacar que pudo haber jugado en el Real Madrid, donde incluso le admitieron tras pasar las pruebas, pero tras la negativa de su padre, esperó un año más en Dinamarca y, cosas del destino, se probó con el FC Barcelona y consiguió entrar en la cantera.

A pesar de su buen desempeño con el filial no tuvo oportunidades con el primer equipo que, para su infortunio, no era otro que el Dream Team de Johan Cruyff que acababa de conquistar su primera Copa de Europa. Consciente de la dificultad de destacar con los mayores salió cedido durante tres temporadas consecutivas a Sporting, Osasuna y Racing de Santander, donde tampoco dispuso de muchos minutos, antes de rescindir contrato con el conjunto azulgrana y marcharse al Real Oviedo.

Thomas Christiansen no tuvo oportunidades con el primer equipo del Barça

Con los ovetenses disputó 36 partidos de liga y anotó dos goles quedando en decimoséptima posición, y al finalizar la campaña 96/97 firmó por el Villarreal. Con el submarino amarillo apenas disputó seis partidos, anotando su último gol en Primera en 1999 frente al Racing. El comienzo de su decadencia como futbolista profesional se empezaba a adivinar al firmar por el Terrasa de la Segunda División B con sólo 25 años.

Grecia, Dinamarca y pichichi de la Bundesliga

Cuando parecía que su carrera iba abocada al olvido, decidió hacer las maletas y mudarse a Grecia para firmar por el Panionios. En una entrevista concedida al diario El País en 2002 explicó así su desembarco y estancia en el país heleno: “Salí a buscarme la vida; a recuperar el nombre que tenía en España, y me contrató el Panionios, un equipo griego. Pero sus directivos no me pagaban o me pagaban en negro. Les denuncié por impago del sueldo y me dejaron sin ficha. En el fútbol griego había muchas mafias. Llegó el invierno de 2000 y, como me quedé sin club, me fui a la tierra de mi padre, a Dinamarca. Estuve dos meses entrenándome con el Herfolge y me fichó el Bochum, que estaba a punto de descender a Segunda en Alemania”.

Tras el descenso del modesto VfL Bochum 1848 a Segunda División alemana, Christiansen se quedó en el club y con 17 goles y 6 asistencias en 30 partidos fue determinante para consumar el regreso de su equipo a la máxima categoría del fútbol alemán. El delantero hispano-danés había renacido como futbolista.

La temporada 2002-2003 sería la que más iba a marcar su carrera. Tras deambular por varios equipos españoles sin apenas oportunidades, acabar relegado a la Segunda División B, y posteriormente ninguneado en Grecia y volviendo a su Dinamarca natal para entrenar de forma independiente, la Bundesliga le tenía guardado un lugar especial en la lista de máximos goleadores del campeonato. Así, Christiansen anotó 21 goles que le valieron el título de pichichi de la Bundesliga -único español en conseguirlo-, dejando a su equipo a sólo un punto de los puestos que daban acceso a la ya desaparecida Intertoto.

Toda una proeza para un futbolista que llegó al fútbol alemán por casualidad cuando todo indicaba que su carrera estaba más cerca del fútbol amateur que del profesional. En total anotó 34 goles en 101 partidos disputados entre el VfL Bochum y el Hannover 96, cifras que le convierten en máximo goleador español de la Bundesliga.

Actualmente se desempeña como entrenador, y tras haber conquistado una liga chipriotas con el APOEL de Nicosia, dirige al Leeds United de la Championship. Pero eso, ya es otro tema.

Síguenos en @migrantesbalon para más noticias y en @MDBdiario para conocer los marcadores de todos los partidos con futbolistas y técnicos españoles disputados por todo el mundo. Te esperamos también en Facebook e Instagram.

Lo más visto