Connect with us

Actualidad

El City se lleva el derbi de Manchester

Published

on

El Manchester City completó una magistral primera parte que le permitió llevarse el partido ante su eterno rival, un Manchester United completamente desdibujado al que solo le permitieron marcar un gol tras un error de Claudio Bravo. La entrada de Ander Herrera al descanso igualó las fuerzas pero los «red devils» no lograron igualar el marcador. 1-2 final, con goles de De Bruyne, Iheanacho e Ibrahimovic.

Pep Guardiola y sus ayudantes salieron victoriosos de Old Trafford. El preparador catalán ha sido capaz de imprimir, en tan solo cinco partidos oficiales, su sello personal a un equipo que la temporada pasada carecía, precisamente, de personalidad. La primera parte del City fue magistral, un completo baño, liderado por un David Silva inconmensurable. El canario es «el hombre» de Guardiola en el centro del campo, y el mismo Silva lo asume y se crece. Ayudó en parte también la apuesta de José Mourinho, con una clara falta de ideas en la parte media del terreno de juego que no se solucionó hasta el descanso. La segunda parte fue más igualada, pero el equipo rojo no supo llevar esa igualdad al marcador.

Por lo que a los españoles se refiere, solamente David de Gea fue de la partida en la alineación de Mourinho, mientras que Guardiola alineó a David Silva y Nolito. En el banquillo esperaron su turno Juan Mata y Ander Herrera para los locales, mientras que Jesús Navas y Aleix García lo hicieron para los citizens. De los cuatro suplentes, solo Herrera tuvo su oportunidad.

De Gea resolvió bien las contiendas que se le presentaron. Nada pudo hacer en los goles del City, pues el error de Daley Blind dejó a Kevin de Bruyne en un uno contra uno ante el portero español en el primer gol, y en el segundo Kelechi Iheanacho recibe el balón rebotado del poste en el área pequeña totalmente solo, ante la pasividad completa de la línea defensiva del United. David Silva fue de largo el mejor del City. Se encuentra en un momento de forma espléndido y lo supo aprovechar una vez más haciéndose el dueño de los hilos del equipo. Nolito fue muy incisivo en el ataque, provocando serios problemas por la banda cada vez que se decidía a encarar a su marcador. y Ander Herrera resolvió los problemas que tenía el Manchester United en el centro del campo cuando entró en el descanso, pues los red devils lograron igualar las fuerzas en el centro del campo y, por extensión, en el partido en sí.

Al final, pues, los tres puntos que viajan unos metros, de Old Trafford al Etihad, y permiten al City seguir líder, con 4 victorias en 4 partidos de Premier.

Lo más visto