Connect with us

Actualidad

Neymar lidera al PSG de Unai Emery

Published

on

El Paris Saint-Germain de Unai Emery se postuló hoy como un gran aspirante al título tras derrotar por 3 goles a 0 al Bayern de Munich en París. Los parisinos sentenciaron el encuentro en la primera mitad, estancia en la que se mostraron muy superiores a un Bayern en el que Javi Martínez y Thiago Alcántara fueron titulares.

El PSG ha salido victorioso del crucial partido que les enfrentaba en la noche de hoy al Bayern de Múnich en el Parque de los Príncipes, consiguiendo derrotar al conjunto bávaro por un amplio 3-0. El equipo parisino se ha visto beneficiado de otra espectacular noche de Neymar, cerrada con un gol y una asistencia. El astro brasileño ha sido un incordio para la defensa alemana, capitalizando gran parte de los ataques de los suyos y demostrando su usual eficacia a la hora de regatear.

El partido empezó con una genialidad de Neymar en forma de eslalon en el que se deshizo de todo rival que se puso en su camino y que acabó sirviendo en bandeja el 1-0 a Dani Alves. A partir de entonces, el conjunto muniqués se vio obligado a remar contracorriente pero, a pesar de dominar el partido, la poca lucidez de sus hombres de ataque y lo rudimentario de sus ataques impidió que pusiera en apuros la meta de Areola. La ausencia de Rudy en el once de Ancelotti provocaba que Thiago estuviera obligado a ejercer de mediocentro puro durante el primer tiempo, lo que reducía las opciones del Bayern en ataque a unos tristes James y Muller. En el descanso, el técnico italiano introdujo al citado mediocentro alemán, lo que provoco una (leve) mejoría de sus ataques, pero quizá fue demasiado tarde, pues en el minuto 31 Cavani había colocado un misil en la escuadra aumentando la renta a dos goles.

La entrada de Coman por James Rodríguez aportó más profundidad a los bávaros, pero las pocas veces que encontraban algún resquicio en la zaga parisina se topaban con un Areola especialmente inspirado. Así las cosas, con el mismo guion llegó otra galopada del PSG, esta vez de Mbappé, que terminó en gol de Neymar tras un error de Javi Martínez. Igual que había ocurrido durante todo el partido, el peligro del conjunto de Emery llegaba cuando echaba a correr, algo que ya le sucedía al Barça de la MSN. El tridente mágico del técnico español le volvía a resolver un partido exigente, demostrando al continente que con ellos tres arriba pueden tumbar a cualquier equipo.

El resultado puede ser engañoso, pues es más holgado de lo que ha sido el dominio del PSG, que basó su triunfo en el repliegue bajo y la salida al contragolpe, donde las tres bestias que forman su ataque, unidos a Verratti como armador, se han valido para borrar del encuentro a los hombres de Ancelotti. El Bayern, por su parte, controló el esférico durante todo el partido (58% de posesión) y provocó 18 córneres, pero su idea de juego resultó demasiado simple para desarbolar la defensa parisina. Ni Yuri Berchiche (PSG) ni Bernat (Bayern) entraron en la convocatoria para el encuentro.

Lo más visto