Connect with us

Crónicas

Poco fútbol, mucho Mou

Published

on

Liverpool y Manchester United empataron a cero en un encuentro escaso de ritmo y ocasiones. Alberto Moreno fue titular en los ‘reds’, mientras que De Gea y Ander Herrera formaron parte del once inicial del United en Anfield. Juan Mata vio todo el partido desde el banquillo.

El gran clásico del fútbol inglés entre Liverpool y Manchester United terminó con empate a cero después de un triste partido en el que ocurrió lo que buscaba José Mourinho: nada. El encuentro transcurrió entre las posesiones sin punch del Liverpool y las pocas carreras que pudo echar el United, dejando escasísimas ocasiones de gol (una clara por equipo), y la sensación de que, una vez más, Mourinho se sale con la suya.

El conjunto dirigido por Jürgen Klopp buscó siempre dominar el esférico y acercarlo a la meta de David De Gea, con un Coutinho superlativo mientras le duró el aire. El astro brasileño era el único hombre de Klopp que parecía saber qué hacer con la pelota, y su insistencia a la hora de ofrecerse por todo el ancho del campo les dio muchas opciones a los suyos, si bien es cierto que ni los interiores ni Firmino estuvieron finos en el acompañamiento. Únicamente Salah, a pesar de no disponer de los espacios necesarios para desplegar sus virtudes, era capaz de combinar con cierta calidad.

Así transcurrió la primera mitad, y entre el dominio local, en una segunda jugada tras un córner llegó la mejor acción del encuentro: caracoleó Firmino, la puso atrás en el área pequeña donde Matip remató a bocajarro y apareció el pie salvador de De Gea. Una espectacular intervención, demostrando unos reflejos felinos que permitía al meta español mantener a cero su portería por octava vez en lo que va de temporada. Poco después, en un error en la salida de los ‘reds’ se produciría la única combinación con sentido del United, que terminaría en una mala definición de Lukaku.

Tras el descanso, más de lo mismo. Pocas ocasiones y menos fútbol, ya que con el paso de los minutos Coutinho se fue apagando. El conjunto de Mourinho fue ganando importancia con el balón, creciendo el aporte del doble pivote Herrera-Matic, pero el repliegue que había planteado el técnico portugués hacía que sus compañeros estuvieran tan retrasados que era imposible trazar un ataque ante unos Lovren y Matip bastante serios hoy. Los cambios no mejoraron el encuentro, y todos salvo Oxlade pasaron de puntillas por el césped de Anfield. El extremo inglés tuvo 15 minutos para agitar algo la zaga ‘red devil’, pero no fue suficiente para poner en peligro al guardameta español.

Con este resultado, el United puede alejarse de un City que recibirá esta tarde al Stoke, y el Liverpool mantiene su diferencia de siete puntos con la cabeza de la tabla.

Lo más visto