Connect with us

Actualidad

Iñaki Astiz se lleva el derbi de Polonia

Published

on

El Wisla Krakow recibió al Legia Varsovia en la treceava jornada de la Ekstraklasa. El encuentro, conocido como el derbi de Polonia, cayó del lado visitante gracias a un solitario gol de Niezgoda.

El Wisla de Kiko Ramírez contaba hoy la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa en la Ekstraklasa. El equipo de la ‘Estrella blanca’ tenía en su mano empatar a puntos con Lech Poznan, Gornik Zabrze y Zaglebie en el coliderato de la liga polaca, pero una derrota en casa ante el Legia de Varsovia deja a los de Cracovia quintos en la clasificación.

Cinco españoles fueron titulares en el encuentro, uno de los más esperados de la temporada en Polonia. Carlos López, Iván González, Jesús Imaz y Pol Llonch disputaron el partido completo en las filas del Wisla, mientras que Iñaki Astiz hizo lo propio vistiendo la elástica del Legia. El encuentro comenzó de cara para los de Varsovia, ya que Niezgoda, en el minuto 22, adelantó a los visitantes en el marcador.

Una falta a favor de Wisla desembocó en el primer y único gol del derbi de Polonia. Carlos López, encargado del balón parado en el equipo de Kiko Ramírez, colgó un balón al área. El rechazo cayó en las manos del Legia, que con un rápido contragolpe se plantó en el área rival y batió a Buchalik.

Era la primera ocasión clara del encuentro, y tras ella el Wisla buscó en el balón su mejor arma. Los de Kiko Ramírez monopolizaron el control del esférico y buscaron la meta de Malarz con paciencia. Moviendo el balón de un lado al otro del campo, el Wisla buscó una ocasión que no encontró hasta los momentos previos al descanso: Iván González remató un balón suelto en el área en el minuto 42, pero Iñaki Astiz acertó a despejar el balón antes de que este se colara entre los tres palos.

En la segunda mitad, el Wisla fue amo y señor del encuentro. Carlos López, que en la primera parte se vio incordiado por las incesantes labores defensivas de Astiz, pasó a ocupar el costado derecho, y fue por esa banda por la que llegaron las mejores ocasiones. El ’10’ del Wisla tuvo en sus botas el empate en el minuto 79, pero su disparo, a bocajarro, se encontró con una grandísima parada de Malarz.

El equipo de la ‘Estrella blanca’ lo siguió intentando hasta el final. Ya con Víctor Pérez sobre el césped, los de Kiko Ramírez buscaron el área rival con ahínco. Una insistencia que, a pesar de merecerlo, no se vio traducida en goles y que hizo que el encuentro llegara al pitido final con 0-1 en el marcador.

Wisla Krakow, que contaba con la oportunidad de coliderar la tabla clasificatoria, fue relegado al quinto puesto de la Ekstraklasa tras lograr tan solo una victoria en sus últimos cuatro encuentros ligueros. El Legia de Iñaki Astiz, por su parte, ha encauzado el rumbo después de un turbio inicio de liga y ya es cuarto, a 1 punto de la parte alta.

Periodista. Dirijo Migrantes del Balón y colaboro en Diario AS. Me gusta el fútbol pero, como dijo Di Stefano, "un 0-0 es como un domingo sin sol". Vamos, una basura. Te leo personalmente en martin@migrantesdelbalon.com

Lo más visto