Connect with us

Fútbol Noruega

Marcos Gondra: «Subir de categoría fue un aliciente para seguir aquí»

Published

on

Marcos Gondra es un centrocampista vasco que milita en el Raufoss FK de la segunda división noruega. Formado en las categorías inferiores de Athletic -donde siendo juvenil llegó a coincidir en Lezama con jugadores como Beñat o Susaeta- o Alavés, hizo las maletas en 2 012 para embarcarse en una aventura fuera de nuestro país que le llevó a ser el mejor jugador de la tercera división noruega la pasada temporada. Recientemente renovado debido a su grandísimo trabajo sobre el césped, Gondra encara la temporada que comienza en abril con ganas de dar la sorpresa: “Intentaremos hacerlo lo mejor posible para poder salvar la categoría, aunque nunca se sabe… Si lo haces bien puedes ser la revelación del campeonato y dar la sorpresa”.

En el año 2008, cedido por el Alavés, Marcos Gondra llegó a Murcia para jugar en el desaparecido Atlético Ciudad. Allí, el vasco vivió una mala experiencia, ya que estuvo hasta 8 meses sin cobrar. Fue entonces cuando, decepcionado por la situación del fútbol español, decidió que probaría suerte en el extranjero en el momento en el que le llegara una oferta. Cuatro años después, en 2 012, llegó la oportunidad que estaba esperando. Fue en aquel momento en el que Marcos hizo las maletas con destino Suecia: jugaría en el Syrianska, que por aquel entonces militaba en primera división.

Allí, el vasco estuvo una temporada antes de desembarcar, previo paso por el Balmaseda, en Noruega. El Moss FK fue su primer equipo en el país escandinavo. Firmó por una temporada y media y, tras acabar contrato, llegó al Raufoss FK: “una temporada después y tras un año fantástico y un ascenso tan deseado por el club, renové por dos temporadas más”, relata.

Marcos, natural de Mundaka (Vizcaya), tiene 29 años y ha de remontarse más de dos décadas para hallar sus primeros recuerdos junto a una pelota: “Desde que empecé a andar ya daba patadas a un balón y con cinco o seis años empecé a competir con el equipo de futbol sala de mi pueblo”, recuerda.

Confiesa que lo único que sabía de Noruega antes de llegar al Moss es que haría mucho frío, y antes de llegar allí tan solo se preocupó por buscar en google cómo era la ciudad en la que viviría. Tras más de dos años en el país escandinavo, Marcos admite que se vive “muy bien, Noruega tiene una alta calidad de vida, así que la gente vive muy tranquila. En general los noruegos son bastante fríos y cada uno va a lo suyo. Es muy diferente a España”, aclara.

Charlando de fútbol nos interesamos por cómo es en Noruega respecto a España: “En general es de bastante directo, aunque hay algún equipo que intenta jugar bien al fútbol. Nosotros somos uno de ellos y la verdad que no nos va nada mal. Con este estilo conseguimos el ascenso la temporada pasada así que aparte de jugar bien también obtenemos buenos resultados”, cuenta. El césped, a causa del frío, es artificial, pero “de última generación, que está genial”, aclara Marcos.

“Que haya otro español en el equipo ayuda mucho a integrarse”

El fútbol noruego, lejos del nivel europeo
“Está cada vez mejor, pero todavía le queda muchísimo para ser una liga fuerte. Básicamente porque aquí no es el deporte dominante. Por desgracia para Noruega, la selección absoluta no estará en Francia este verano ya que quedó fuera en el último partido de clasificación”, puntualiza. Hace muchos años que Noruega no juega una fase final de un campeonato internacional: su último mundial fue en Francia 1998, donde alcanzó los octavos de final, mientras que desde el 2 000, donde no pasó de primera ronda, no disputa una Eurocopa. “Si siguen trabajando como lo están haciendo veremos pronto a Noruega en una gran competición”, expone Gondra.

Nos cuenta que lo más complicado de llevar en Noruega es el invierno: “Hace muchísimo frío. Hay días en los que llegamos a los -20 grados a las 15.00. Las horas de luz aquí son cortas, amanece sobre las 9:00 y anochece sobre las 15:30. Cuando anochece es inhumano salir a la calle”, relata. En Noruega, nos cuenta, casi todos saben hablar inglés debido a que los niños lo aprenden en el colegio desde muy pequeños. Marcos, de momento, se desenvuelve, aunque este año se ha propuesto aprender noruego: “Ya veremos cómo se me da”, comenta entre risas. Nos recomienda probar el salmón si en algún momento visitamos el país escandinavo: “está buenísimo”.

El año pasado fue nombrado mejor mediocentro de la categoría: “La verdad que muy contento porque significa que estás haciendo bien las cosas y te indica el camino a seguir”, comenta. Algo que, sin embargo, no fue lo mejor de la temporada para el de Mundaka: “Lo mejor fue el ascenso, ya que fue un año duro en el que fuimos líderes desde la primera jornada. Era algo que el club y los aficionados deseaban desde hace muchos años”, recuerda.

“Subir de categoría fue un aliciente para seguir aquí”

El Raufoss actualmente se encuentra de pretemporada. En Noruega, las temporadas se disputan en año natural para evitar los meses en los que las temperaturas son más bajas, y el próximo 3 de abril disputarán la primera jornada de liga ante el KFUM: “Para muchos de nosotros esta categoría es nueva, en la que nunca hemos competido antes. Intentaremos hacerlo lo mejor posible para poder salvar la categoría, aunque nunca se sabe… Si lo haces bien puedes ser la revelación del campeonato y dar la sorpresa”, comenta Marcos. En el plano personal espera disfrutar y su objetivo es estar al nivel del año pasado… o mejor.

En el Raufoss hay otro español: Alonso Sánchez, quien lleva un año más que Gondra en el equipo noruego: “Que haya otro español en el equipo ayuda mucho a integrarse”, explica.

Para realizar esta entrevista quisimos ver cómo jugaba Marcos. Nos sorprendió verle en distintas posiciones sobre el terreno de juego: defensa, centrocampista e incluso de delantero: “Podría decirse que puedo jugar en casi todas las posiciones del centro del campo e incluso alguna vez he jugado de defensa central. Pero la posición que más me gusta es la de mediocentro organizador. De delantero hace tiempo que no juego, aunque cuando lo hacía marcaba goles”, comenta entre risas.

Cómodo en Raufoss
“El club siempre me ha tratado muy bien. Desde mucho antes de que finalizara la temporada ya me había trasladado la intención de querer renovarme. Después de la buena temporada que hice el año pasado me salieron cosas interesantes pero al final me decante por renovar porque yo soy feliz aquí y mi familia también. El subir de categoría fue un aliciente para seguir”, relata. Su experiencia en Noruega, de momento, está siendo positiva, pues le está dando la oportunidad de seguir disfrutando y viviendo de lo que más le gusta: el fútbol.

No se plantea volver a España por ahora debido a la situación del fútbol español: “no es la más idónea debido a los impagos que hay en muchos equipos”. Aun así, Marcos deja la puerta entreabierta: “Nunca se sabe lo que puede pasar”.

El próximo 3 de abril el Raufoss FK comienza una nueva temporada cargada de ilusión y con dos españoles en la plantilla. Marcos Gondra y Alonso Sánchez intentarán dar la sorpresa y poner al equipo escandinavo, por segundo año consecutivo, en lo alto de la clasificación.

Periodista. Dirijo Migrantes del Balón y colaboro en Diario AS. Me gusta el fútbol pero, como dijo Di Stefano, "un 0-0 es como un domingo sin sol". Vamos, una basura. Te leo personalmente en martin@migrantesdelbalon.com

Lo más visto