Connect with us

Actualidad

Regreso a casa con los sueños cumplidos

Published

on

José Manuel Roca regresa a casa. El Orihuela ha confirmado la vuelta, ocho años después de su marcha, del exguardameta, natural de la localidad alicantina que da nombre al club, para realizar las funciones de entrenador del primer equipo y intentar devolverle a la categoría de bronce del fútbol español

Roca jugó dos temporadas en el equipo de su pueblo, al que paradójicamente llegó ya con 30 años. Había crecido futbolísticamente en la “fábrica” del Real Madrid, llegó hasta el primer filial y a raíz de ahí deambuló por multitud de equipos de la Segunda División B, sin encontrar nunca una estabilidad. Murcia, Villarreal, Onda, Sabadell, Palamós, Novelda y Badajoz fueron sus destinos, y solamente en Novelda fue titular y estuvo dos temporadas. El mismo lapso de tiempo fue el que pasó en Orihuela, y en 2008 tomó una decisión que le cambiaría la vida.

Emigrar. Una decisión que toman muchos y cada vez más futbolistas de nuestro país, que intentan buscarse la vida fuera de nuestras fronteras. Algunos no terminan de integrarse y vuelven insatisfechos, otros llegan a triunfar y cumplir sus sueños en el lugar más insospechado.

La historia de Roca es peculiar. Emigra a Grecia con 32 años de edad con sus guantes en la mano, y regresa ocho años después con ellos colgados y formado como entrenador. Lo contaremos, vayamos por partes.

José Manuel Roca es fichado en verano de 2008 por el Panthrakikos griego, equipo debutante de la Superliga griega. Es la primera experiencia de Roca en una Primera División, y allí pasa dos años donde disputa un total de 33 partidos. Pasa posteriormente al Olympiakos Volou, la temporada siguiente al Doxa Drama y al año vuelve al Olympiakos Volou. Allí pasa una temporada inédito, aunque a final de la campaña recibe el encargo de hacerse cargo del equipo, recién descendido a Segunda División.

Roca no lo duda, cuelga los guantes y recoge el encargo. Y no le va nada mal. En su primera y única temporada al frente del Olympiakos Volou, lleva al equipo a terminar en la primera posición del grupo “B” de la Football League, que le da derecho a disputar la liguilla de ascenso. En ella ascienden dos y quedó tercero, posición que permite disputar un partido a cara o cruz ante el antepenúltimo de la Primera División. Perdieron el partido por 1-2 ante Skoda Xanthi, y no pudo refrendar con el ascenso su magnífica primera campaña como técnico.

No pasó desapercibido su trabajo para otro de sus exequipos, el Panthrakikos, de la Superliga, que le ofreció el cargo de entrenador. Allí debutó como jugador en una primera división y lo hizo también como entrenador. Una campaña en la que el club griego terminó en la undécima posición, sin opciones de jugar en Europa aunque también sin sufrir por un descenso.

No siguió ejerciendo en el Panthrakikos y decidió probar suerte en Chipre. El AEP Paphos, de la primera división le dio la oportunidad, pero no tuvieron paciencia y lo destituyeron tras solamente cuatro partidos en los que cosechó dos empates y dos derrotas.

Ahora, Roca vuelve a casa y deberá demostrar sus cualidades como técnico forjadas en la tierra del Olimpo. En Orihuela le esperan con los brazos abiertos y la esperanza de que les conduzca hacia la gloria que para ellos supone la Segunda División B.

Lo más visto