Connect with us

Actualidad

Recurrir a un ex no siempre es mala idea

Published

on

El RCD Espanyol ha acudido al mercado internacional para reforzar su plantilla de cara a la temporada 2017/18. Los blanquiazules han firmado a cinco españoles procedentes de clubes extranjeros, cinco de ellos con pasado en el club perico

Resulta curioso cómo ha afrontado el RCD Espanyol la ventana de traspasos que llegó a su fin el pasado 1 de septiembre. El club perico ha fichado a nueve jugadores, siete de ellos españoles, de los cuales cinco ya vistieron la camiseta blanquiazul temporadas atrás. Esteban Granero (Real Sociedad) y Mario Hermoso (Real Madrid Castilla) son los únicos futbolistas hispanos que este verano estamparon su firma sin conocer de primera mano las entrañas del RCDE Stadium.

En la portería encontramos a Diego López. El veterano portero gallego ya defendió el marco del Espanyol la pasada temporada, aunque en esa ocasión jugaba en condición de cedido por el AC Milan. Este verano, tras resolver su contrato con el club italiano, el ex de Real Madrid o Sevilla firmó con los blanquiazules hasta junio de 2020.

Quique Sánchez Flores también reforzó su defensa con dos futbolistas que conocen el RCD Espanyol como la palma de su mano. El primero en llegar fue Dídac Vilà, que tras quedar totalmente desvinculado del AEK de Atenas firmó por tres temporadas con el club perico. El lateral catalán afronta su tercera etapa en el club catalán después de salir en 2011 con destino Milan y volver esa misma temporada en condición de cedido.

Para el centro de la zaga, Sánchez Flores podrá contar con Sergio Sánchez. El central se hizo esperar, ya que su contratación procedente del Rubin Kazán se oficializó durante las últimas horas del mercado de fichajes. El de Mataró, de 31 años, llegó cedido pero finaliza contrato con el club ruso en 2018, por lo que podrá prolongar su vinculación con el RCD Espanyol al término de la presente campaña. Se trata de su segunda etapa en el club blanquiazul. Sergio Sánchez ya defendió la camiseta perica durante cuatro temporadas repartidas en dos etapas.

Darder durante un encuentro con el Lyon

Para reforzar el centro del campo llegó Sergi Darder después de dos temporadas insulsas en el Olympique de Lyon. El centrocampista de Artà es otro de los productos de la cantera perica, aunque sus mejores años de fútbol se los regaló a la afición del Málaga, club desde el que llegó a Francia a cambio de 14 millones de euros. Darder jugará en el Espanyol como cedido, pero el club blanquiazul se guarda una opción de compra por ocho millones de euros.

Una de las llegadas que más ilusionan esta temporada a la afición del RCD Espanyol es la de Sergio García. El delantero, a sus 34 años, afronta su segunda etapa en el club perico después de recalar durante dos temporadas en el Al Rayyan qatarí. Sergio García disputó, entre 2010 y 2015, más de 150 partidos con la camiseta blanquiazul.

El RCD Espanyol es sospechoso de firmar españoles con pasado migrante. Esteban Granero, uno de los refuerzos del mercado estival, perteneció al QPR desde 2012 hasta 2014. La pasada temporada, el club perico incorporó a sus filas a David López, procedente del Nápoles, y José Manuel Jurado, que venía de jugar la Premier League con el Watford. Además, cuenta en su plantilla con Álvaro Vázquez, ex del Swansea, y la pasada temporada cedió a Pau López al Tottenham. Que el idilio continúe.

La redacción de Migrantes del Balón trabaja 24 horas al día para traerte todas las hazañas de nuestros futbolistas y técnicos en el extranjero.

Lo más visto