Connect with us

Fútbol Noruega

Martí Cifuentes, responsable de la felicidad en la ciudad ballenera de Sandefjord

Published

on

Martí Cifuentes | Sandefjord

El entrenador español tan solo ha necesitado una temporada para devolver al equipo a la Primera División noruega. «Otro año en Segunda habría sido duro para un club pequeño como este», dice. 

La ciudad ballenera de Sandefjord, en la provincia de Vestfold, volverá a disfrutar de la Eliteserien (Primera División noruega) la próxima temporada. Después de cosechar un inesperado descenso el pasado curso, la confianza en el entrenador español Martí Cifuentes ha llevado de nuevo al equipo a la élite. Un gol del barcelonés Rufo Herráiz lo confirmó a falta de una jornada para la finalización de la OBOS-ligaen. Tito Ortiz también fue titular en el decisivo triunfo (1-0) ante Jerv.

Martí Cifuentes llegó al banquillo del Sandefjord en mayo de 2018. El equipo era colista en Primera División y en 14 jornadas tan solo había sumado cinco puntos. “Cuando me contrataron ya estipulamos que el objetivo principal era estar en Eliteserien en 2020. Salvar la categoría era casi un milagro. Nos quedamos muy cerca, pero teníamos que hacer números de top 5 para conseguirlo. Lo fundamental fue que el equipo empezó a desarrollar una manera de jugar muy clara y pudimos hacer cambios en el club que esta temporada han terminado por darnos los resultados que queríamos”, recuerda Cifuentes.

El español Rufo Herráiz marcó el gol que confirmó el ascenso | Sandefjord

El Sandefjord, condenado en mayo -la temporada en Noruega comienza en abril-, estuvo a tan solo dos triunfos de luchar por la permanencia. No lo hizo, aunque durante sus últimos meses en Primera comenzó a fraguar su regreso a la élite. “Instauramos el juego de posición. No costó nada porque demostramos que podíamos competir contra los mejores mediante esa idea. Los jugadores, además, creen que han mejorado como futbolistas. Ha sido un proceso muy natural y enriquecedor”, detalla Martí Cifuentes.

Desde la llegada del español al banquillo del Sandefjord, el club ballenero se ha convertido en uno de los equipos que mejor fútbol practican de Noruega. “El único que intenta jugar con la posesión es el Traomasø, pero no se basa tanto en el juego de posición”. En Segunda, el Sandefjord se ha encontrado con el KFUM Oslo, “un club peculiar con una filosofía muy marcada desde hace años”. No obstante, “no es lo habitual y la mayoría de equipos tienen un perfil más directo o de contraataque”. “Aunque hay una evolución y cada vez son más los equipos que se atreven a buscar otro tipo de propuestas”, completa Cifuentes.

A pesar de no estar entre los equipos con mayor presupuesto de la OBOS-ligaen, haber tenido que lidiar con problemas económicos –“tuvimos que presincidir de cuatro jugadores mientras nuestros rivales se reforzaban”- y verse obligado a luchar por el ascenso con una plantilla corta, Martí Cifuentes ha sido capaz de instaurar la felicidad de nuevo en Sandefjord. “Los ingresos por televisión, las entradas… Todo es totalmente diferente en Primera. Otro año en Segunda habría sido duro para un club pequeño como este, por eso la gente espera que estos mismos jugadores puedan hacer un gran año en la élite”.

El buen fútbol que ha practicado en Sandefjord -el equipo profesional que menos derrotas ha encajado en el último año y medio en Noruega- ha llevado a Martí Cifuentes a recibir propuestas de otros clubes. El español, sin embargo, aclara que, tanto él como su cuerpo técnico, en el que figuran los españoles Jordi González (preparador físico) y Javi Ortiz (preparador de porteros), “tenemos contrato hasta final de la temporada 2020, por lo que la idea es seguir y asentar el proyecto en la Eliteserien”. “En fútbol nunca se sabe, pero estamos planificando ya la próxima temporada”, sentencia el español.

Periodista. Dirijo Migrantes del Balón y colaboro en Diario AS. Me gusta el fútbol pero, como dijo Di Stefano, "un 0-0 es como un domingo sin sol". Vamos, una basura. Te leo personalmente en martin@migrantesdelbalon.com

Lo más visto