Connect with us

Actualidad

Entrevista: La hazaña de Adelaide United contada por sus protagonistas

Published

on

Podríamos echar un vistazo a todas las ligas que se disputan alrededor del planeta y seguro que nos constaría encontrar una historia parecida a la protagonizada por Adelaide United en la presente temporada. El equipo de Guillermo Amor comenzó la campaña sin ganar ninguno de sus ocho primeros partidos en liga y ha acabado la liga regular como líder de la A-League. Migrantes del Balón se ha sentado a charlar con Isaías Sánchez, Sergio Cirio y Pablo Sánchez, los tres españoles que militan a las órdenes del exjugador de FC Barcelona o Villarreal Guillermo Amor para conocer de primera mano cómo se han sentido tras protagonizar tal hazaña en la máxima categoría del emergente fútbol australiano.

«No nos pusimos ningún objetivo al comienzo de la temporada. Siempre hablamos de ir partido a partido y ver hasta dónde éramos capaces de llegar», comenta Isaías cuando le preguntamos si ganar la liga era uno de los objetivos del club el pasado 9 de octubre, cuando comenzó la temporada. Acabar primeros la fase regular «no era un objetivo marcado por el club, pero nosotros sí pensábamos que haciendo las cosas bien podíamos aspirar a todo», opina Pablo Sánchez.

El país de los canguros fue testigo del debut de Guillermo Amor como entrenador. Un debut que no empezó nada bien tras cosechar tres empates y cinco derrotas en las ocho primeras jornadas de liga. Pero en Australia el fútbol se vive de otra manera: «La idea que tienen aquí es diferente a la que tienen en Europa. Los entrenadores tienen más tiempo para inculcar sus ideas y su manera de jugar», cuenta Cirio. Durante la crisis de resultados que sufrió el equipo, ningún jugador de la plantilla se atrevió a dudar de Amor, cuya importancia en el equipo, cuenta Isaías, «ha sido enorme». «Él nos ha inculcado la manera de afrontar cada partido como una final y no mirar más allá. Ir partido a partido. Amor no perdió la calma en ningún momento y eso nos ayudó a salir de la situación en la que estábamos al principio de temporada», completa el centrocampista.

La primera victoria de Guillermo Amor en la A-League se hizo de rogar. Los primeros tres puntos para Adelaide tardaron dos meses en llegar. Pablo Sánchez cortó la mala racha con un gol ante Perth Glory que supuso -aquí Isaías, Sergio y Pablo coinciden- un punto de inflexión para el equipo: «Fue un alivio», comenta Sergio Cirio. Todo cambió gracias a que el grupo, lejos de buscar culpables, se unió para darle la vuelta a la situación: «Hemos estado siempre unidos, cuando las cosas empezaron mal y ahora que todo es color de rosa. Eso es lo que te hace superar una situación tan complicada, ser un grupo fuerte y que todos rememos en la misma dirección», cuenta Pablo Sánchez.

El equipo entonces dejó de consultar la tabla clasificatoria y comenzó a jugar cada partido como si se tratase de una final. Desde fuera pudimos observar como, partido a partido, Adelaide se iba alzando en la clasificación hasta convertirse, cuatro meses después de ser el farolillo rojo de la A-League, en un líder indiscutible tras encadenar 14 partidos sin conocer la derrota. Una sensación que Cirio describe como «increíble». «Nadie confiaba en nosotros y al final hemos demostrado ser los mejores en la fase regular», completa el atacante red. Para Isaías, ser último en la jornada 8 fue «la peor situación que había vivido en mi carrera. Nunca me había visto en esa posición y es difícil explicar lo que sientes. No obstante, la felicidad y alegría que supone ganar la liga de esta manera es incluso mayor que si hubiéramos estado en los puestos de cabeza todo el año», concluye el catalán. Para Pablo, la temporada de Adelaide «es un claro ejemplo de que en el fútbol todo es posible. Si crees en ti mismo y trabajas sin descanso cualquier situación complicada se puede superar», dice.

Guillermo Amor como entrenador
Sergio Cirio: «Guillermo ha pasado casi toda su carrera en el Barça, así que su manera de entrenar es siempre hacer todo con balón: rondos, conservaciones, partidos cortos… Siempre nos recuerda que el equipo está por encima de las individualidades y que hay que saber leer los diferentes partidos que hay en un mismo encuentro para saber cómo hay que jugar y qué hay que hacer en cada momento».

Isaías Sánchez: «Guillermo como entrenador es muy tranquilo  y respetuoso, tiene sus ideas y conceptos muy claros. Le gusta el orden y da más importancia a nuestro equipo que al equipo rival cuando preparamos los partidos».

Pablo Sánchez: «Amor es un entrenador tranquilo con las ideas muy claras. Trabajamos mucho la posesión del balón, salir con el balón jugado desde atrás e intentar crear superioridades en las bandas y por el centro».

Guillermo Amor es un emblema histórico de La Masia, donde también trabajó durante algunos años Josep Gombau, predecesor de Amor en el banquillo de Adelaide. El estilo de Adelaide, cuentan los jugadores, no ha variado mucho. «Ambos creen en el mismo estilo de fútbol», opina Pablo. Isaías afina y comenta que con Amor «intentamos defender más juntos y un poco más retrasados para no dar muchos espacios a los rivales. Con Josep siempre intentábamos presionar muy arriba y robar el balón cerca de la portería rival».

Adelaide jugará contra Melbourne City en las semifinales de los playoffs
Ganar la Premier aseguró a Adelaide un puesto en las semifinales de los playoffs por la A-League, un partido que disputarán ante Melbourne City el próximo 22 de abril. Para prepararse, los reds han continuado con la misma rutina de entrenamientos durante la última semana: «Sería un error tomarse un descanso o relajarnos en este momento tan importante de la temporada. Estamos concentrados en la semifinal», explica Cirio.

El objetivo de Adelaide en los playoffs es claro: «Ganarlos», apunta Pablo. «Hemos quedado primeros en la fase regular y jugaríamos la final en casa si pasamos las semifinales, por lo que creo que somos los favoritos para alcanzar el título». Para ello, antes tendrán que jugar una semifinal para la que el mismo Pablo prefería al Perth Glory de Diego Castro, pero estos cayeron en cuartos de final ante Melbourne City, equipo que ha ganado a Adelaide dos de los tres partidos disputados durante la fase regular. Aun así, Sergio Cirio es optimista: «Si jugamos de la misma manera que jugamos el último partido ante Melbourne City (ganaron 0-2) , podemos ganar a cualquier equipo», sentencia.

Sergio Cirio durante un partido con Adelaide

Sergio Cirio durante un partido con Adelaide

Periodista. Dirijo Migrantes del Balón y colaboro en Diario AS. Me gusta el fútbol pero, como dijo Di Stefano, "un 0-0 es como un domingo sin sol". Vamos, una basura. Te leo personalmente en martin@migrantesdelbalon.com

Lo más visto