Connect with us

Actualidad

El ‘Macanudo’ despeja las dudas y triunfa a la primera

Published

on

Juan Antonio Pizzi, seleccionador de Chile, llevó a la «Roja» de Sudamérica a su segundo título continental consecutivo, tan sólo cinco meses después de recoger el testigo de Jorge Sampaoli. La selección comandada por éste argentino, aunque español de adopción (jugó 22 partidos con la selección española), venció en la tanda de penaltis, precisamente, a Argentina, tras empatar a 0 en la final.

Juan Antonio Pizzi Torroja, el «Macanudo», ha hecho historia con Chile. Menos de un año después que la selección entonces liderada por el futuro entrenador del Sevilla, Jorge Sampaoli, se proclamara campeona de Sudamérica por primera vez en su historia, el preparador de Santa Fe ha llevado a la otra «Roja» a revalidar su condición llevándose la edición conmemorativa del Centenario de la Copa América. Fue en los penaltis, tras un intenso partido en el que no se consiguió materializar ocasión alguna, y precisamente ante el combinado nacional del país que le vio nacer.

Y aunque no lleva más que cinco meses en el cargo, no ha sido un camino fácil para Pizzi. Recogió un testigo demasiado moldeado a un estilo, el cual fue diseñado por Marcelo Bielsa, que empezó a dotar de mayor competitividad al cuadro chileno, y consagrado y perfeccionado después por Jorge Sampaoli, que terminó llevando a la selección chilena a un éxito que jamás habían saboreado. El hispano-argentino fue nombrado seleccionador el pasado 29 de enero y ha levantado el segundo trofeo de la historia chilena habiendo dirigido tan sólo 10 partidos, pero los primeros partidos sembraron muchas dudas. Los dos primeros fueron en marzo, clasificatorios para el Mundial 2018. Perdió el primero 1-2 ante Argentina en casa, viendo además como le remontaban el partido, y aunque ganó el segundo por 1-4 en Venezuela ante la «Vinotinto», tuvo que remontar en la segunda parte para llevárselo. Mucho más desoladora fue la preparación para ésta Copa América Centenario. Chile jugó dos partidos de preparación y perdió ámbos, 1-2 en Viña del Mar ante Jamaica, y 1-0, ya en Estados Unidos, ante México. Y por si fuera poco, en el primer partido de la competición Chile volvió a caer derrotada, por 2-1, ante Argentina. Y, como todas las comparaciones, resultaron bastante odiosas las opiniones llegadas desde el país, acostumbrados a la Chile de Bielsa y Sampaoli, acostumbrados, porque a lo bueno pronto se acostumbra uno, a ganar mucho y perder poco en los últimos tiempos.

Memes aparecidos tras la derrota ante Argentina en el primer partido de la Copa América

argentina-chile-memes

«Hola chilenos. ¿Me extrañan?»

foto_0000001120160607015208

«Así que el equipo jugaba solo»

Pero a raíz de ahí, el conjunto de Pizzi empezó a mostrar solvencia y carácter y no volvió a perder. Se adjudicó los dos partidos restantes de la fase de grupos, 2-1 ante Bolivia, y 4-2 ante Panamá. En cuartos de final destrozó literalmente a una selección mexicana que había mostrado un gran fútbol hasta entonces, superándola clarísimamente en juego y en el marcador (7-0). Y finalmente, volvió a vencer en semifinales, esta vez ante Colombia, por 0-2, adjudicándose así una plaza en la gran final. El desenlace, precisamente ante su país natal, terminó de despejar las dudas de que la nueva Chile de Pizzi puede ser igual o más exitosa que la de Bielsa y Sampaoli.

Se trata del primer gran éxito de Juan Antonio Pizzi como técnico. Su balance hasta ahora, después de haber dirigido a Colón de Santa Fe, Universidad San Martín, Santiago Morning, Universidad Católica, Rosario Central, San Lorenzo Almagro, Valencia y León de Guanajuato se limitaba a un Campeonato Nacional de Chile (con Universidad Católica) y un torneo Apertura (Con San Lorenzo). Como jugador, Pizzi desempeñó su carrera, entre 1987 y 2002, entre América y la península ibérica, defendiendo las camisetas de Rosario Central, Toluca, Tenerife, Valencia, Barcelona, River Plate, Oporto y Villarreal. Todos los éxitos que cosechó de jugador llegaron en los dos años que pasó enfundado en la camiseta azulgrana. Ganó, en dos temporadas, una Liga, dos Copas del Rey, una Supercopa de España, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa. Hay que sumarle también el trofeo «Pichichi» que ganó la temporada 95-96 defendiendo la camiseta del Tenerife.

pizzi españa

Pizzi con la camiseta de la selección española

Su paso por nuestro país le llevó a obtener la nacionalidad española y formar parte del grupo de jugadores no nacidos en España que han jugado con nuestra Selección Nacional. Pizzi debutó con España el 30 de noviembre de 1994, siendo jugador del Tenerife, en un amistoso ante Finlandia. Hasta1998, disputó 22 partidos y marcó 8 goles, uno de ellos de bella factura, ante su Argentina natal, en un amistoso disputado el 20 de septiembre de 1995 en el Vicente Calderón de Madrid. Participó, además, en las fases finales de la Eurocopa’96 y del Mundial’98, siempre a las órdenes de Javier Clemente.

 

Lo más visto